Contrabando



De las más puras mieles de caña de azúcar seleccionada se destila artesanalmente este auténtico ron oscuro de la República Dominicana. Carismático y emblemático, lleno de historia y tradición. Su suave aroma te transporta hasta el caribe isleño impregnado en un baño de sutiles fragancias. Rico en finos matices de dulce vainilla, fresco coco y frutas tropicales maduradas bajo el sol. Con una perfecta armonía de tostados y balsámicos aportados por las nobles maderas de las barricas donde reposa para su añejamiento, inmóvil en el tiempo, durante su lenta y compleja crianza bajo el método tradicional de soleras y la atenta supervisión de bodegueros y maestros roneros. Un ron intenso, bien equilibrado y complejo.