Budweiser



Tiene un cuerpo liviano y refrescante, con un perfecto dulzor y amargor, que hace que sea una cerveza muy fácil de tomar, estable y refinada.

EE.UU, 4,8º