Johnnie Walker Black Label



Johnnie Walker Black Label tiene una botella con inconfundibles cortes rectos y su elegante etiqueta negra, su símbolo de distinción. Johnnie Walker tiene cuatro matices de aromas bastante claros: las notas de fruta blanca, especialmente la pera aportada por whiskyes de malta como Cardhu, notas de vainilla y frutos secos aportadas por la madera de roble americano, notas de ahumado aportadas por whiskyes tipo Talisker y notas de pasas e higos.